martes, enero 22, 2008

Diario Íntimo de un Condenado capítulo 74



La Familia y Los Otros…

¡Aquí estoy! De nuevo en la celda, con la máquina de atontar encendida y escribiendo lo que debía haber anotado hace unos días. Gracias a los dioses (o a pesar de sus caprichos), mantengo una memoria envidiable y aunque en estas dos últimas semanas, una pandilla de virus de la gripe se han venido a parasitar mis células y, por tanto, a darme por el culo con unos cuantos kilos de mucosidades de colores varios y cambiantes; estornudos y toses de toda índole; dolores musculares y articulares poco soportables en ambientes tan húmedos como este y fiebres persistentes, que ha sido necesario combatir con dosis más bien altas de paracetamol; sigo vivo y con las mismas pocas ganas de morir que antes de la llegada de los virus. Ya deben quedar pocos y acobardados…

El caso es que, entre el poco comer, el mucho beber y el continuo malestar, no he tenido ni ganas ni fuerzas para sostener el bolígrafo y enhebrar más de dos ideas seguidas porque, eso sí, los virus no han sido quienes de traer, llevar o cambiar ninguna de las que había. Tenía que haber contado a los que este blog frecuentan, que el pasado sábado 12 de enero celebramos la III Jornada de Convivencia Familiar. Que durante unas tres horas, los familiares de muchos compañeros se desplazaron hasta la prisión; penetraron en el interior de la cárcel; estuvieron en este módulo y pudieron ver todas sus instalaciones y que, como en anteriores reuniones (sobre todo los que asistían por primera vez), esto sirvió para que marcharan “más tranquilos” de lo que llegaron.

Con ellos recorrimos los rincones donde a diario no hay más que presos o soledad. Con ellos compartimos las horas, tertulia, algunas actuaciones folclóricas y teatrales y al final, un pequeño tente en pie que los compañeros de la panadería y la cocina tuvieron a bien prepararnos.

A los que siguen sin estar de acuerdo con estas Jornadas, a los que las califican como jolgorios impropios de una cárcel, a los que no están de acuerdo con la existencia de este tipo de módulos porque creen que en la cárcel hay que vivir mal, lo peor posible, recordarles que; la Constitución Española no dice eso sino lo contrario; que deberían releer (leer si no lo han hecho aún…) los primeros Artículos de la LOGP donde dice claramente (y manda…), que la Institución Penitenciaria ha de hacer todo lo posible para acercar la sociedad a la cárcel, porque los que aquí estamos no somos elementos extraños a esa sociedad, sino ciudadanos temporalmente privados de libertad, no de otros derechos fundamentales y, por la fuerza de la Ley y el Estado de Derecho, en esa misma sociedad hemos de ser reinsertados (y a ella devueltos), cuando cumplamos la condena y alcancemos la Libertad.

A. V. de B.


3 comentarios:

  1. Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encanta la pasión que pones!!estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, y aunque no lo estuviea las leyes son así, y habrá que cumplirlas...
    TODAS LAS PRISIONES DEBERÍAN SER MÓDULOS TERAPÉUTICO....
    ¡ánimo!!

    ResponderEliminar
  3. Hola ,soy Monse, es la primera vez que salgo desde hace 7 años, y estoy leyendo vuentro blog.No sé qué poneros porque estoy flaseada, lo entenderéis..tengo allí dos hermanos, Chalo y Rafa,los Gorgozo, dales recuerdos.
    Yo hago el taller de chicass10.
    ¡mucho ánimo, salud, fuerzas y libertad!!!
    De aquí se sale.

    ResponderEliminar